back-icon Created with Sketch. La hora de la digestión pasa más rápido con juegos de mesa

Ciencias 24/05/2021

Si el verano siempre pasa tan rápido ¿cómo puede ser que la hora de la digestión sea más larga que una clase de matemáticas? Esa era la duda de Gonzalo que llegó incluso a pensar que su reloj inteligente azul estaba estropeado porque el tiempo no pasaba tan rápido como debería.

Sin embargo esto cambió cuando su abuelo decidió bajar el tablero de parchís durante la hora de la siesta. El reloj se volvió loco, cada vez que Gonzalo lo miraba había pasado un montón de tiempo: media hora, una hora ¡dos horas! en solo unas partidas. Supuso que las fichas del parchís eran las responsables de desconfigurar su dispositivo.

Las tardes pasaron y el parchís se convirtió en una costumbre entre abuelo y nieto. Reían sin cesar y cada vez que uno comía una ficha el otro tenía que meterse en el agua. Y aunque Gonzalo sigue preguntándose por los factores que intervienen en el paso del tiempo, ya no baja el reloj a la playa porque prefiere esperar a terminar la partida con su abuelo antes de lanzarse al agua.

Comparte
esta noticia:

NOTICIAS RELACIONADAS